Stop the Stigma

Addiction is not a moral failing.

Anyone can become dependent on drugs and struggle with addiction. Family, friends and the public often have negative feelings about drug use or behavior. Addiction is not a moral failing and we need to remember that we can all change the conversation and decrease the stigma around drug use and addiction. People with a substance use disorder have a chronic disease of the brain that can be successfully treated, but stigma negatively impacts a person’s willingness to get treatment or health care and can cause significant self-esteem and mental health issue.

No one likes to feel judged or devalued. We must reduce the stigma to encourage people to ask for help and recovery.

  • Offer compassionate support.
  • Display kindness to people in vulnerable situations.
  • Listen while withholding judgment.
  • See a person for who they are, not what drugs they use.
  • Learn about how drug dependency works.
  • Treat people with drug dependency with dignity and respect.
  • Avoid hurtful labels.
  • Replace negative attitudes with evidence-based facts.
  • Speak up when you see someone mistreated because of their drug use.

La adicción no es una condición moral

Cualquiera puede llegar a depender de las drogas y luchar contra la adicción. La familia, los amigos y la gente en general no entiende el alcance de este problema y del comportamiento que éste acarrea. Debe entenderse que no se trata de un asunto moral y que, con nuestras palabras, en cada conversación, podemos ayudar a reducir el estigma que pesa sobre quienes tienen problemas de abuso y adicción de sustancias. Las personas que sufren de este trastorno de adicciones tienen una enfermedad mental grave que puede ser tratada con éxito, pero el estigma con el que cargan puede influir de forma negativa en su auto estima y en su salud mental, y reducir sus deseos de tratarse.

A nadie le gusta sentirse juzgado y despreciado. Debemos reducir el estigma para que la gente se acerque sin temor al tratamiento.

  • Dar un apoyo compasivo.
  • Mostrar amabilidad a las personas que se encuentran en situaciones vulnerables.
  • Escuchar sin hacer juicios de valor.
  • Ver a las personas por lo que son y no por las drogas que usan.
  • Aprender acerca de cómo funciona la dependencia de las drogas.
  • Tratar a las personas con adicción a las drogas con dignidad y respeto.
  • Evitar etiquetar a las personas.
  • Reemplazar las opiniones negativas por hechos basados en evidencias.
  • Reclamar cuando, frente a nosotros, alguien es maltratado por su consumo de drogas.